El porqué de Ludosofía

El niño observó los materiales. No eran mucho, pero tendrían que servir. Recorrió el escritorio y se armó con un lápiz y un papel grande con enormes cuadrículas – o eso le parecieron a él -. Después salió de la habitación y se dirigió a un lugar del colegio donde nadie le molestaría. Allí, sentado en el suelo, plegó el papel varias veces y se ayudó del lápiz para plisarlo hasta que pudo cortarlo, tal como había visto hacer a la señorita en clase. Después repitió la operación con uno de los trozos, creando más trocitos de diferentes tamaños. Era algo difícil y costoso, pero nadie había querido dar unas tijeras a un niño de siete años.

Cuando tuvo un trozo grande y muchos trozos pequeñitos escribió en los trocitos nombres como “Dragón Negro”, “Guerrero” y otras cosas similares. Luego dibujó un mapa en el trozo grande y colocó las unidades en él. En seguida se dio cuenta de que haría falta un juego de reglas para que interactuaran, aunque ni siquiera sabía lo que era una regla ni mucho menos interactuar.

[Leer el resto]

3-day-moon-sm.jpg

Advertisements
%d bloggers like this: