Archive | Entrar en la Industria RSS for this section

No pases directamente la bayeta

Vale, nos ha costado, pero ya hemos montado nuestro primer grupo de desarrollo, y tenemos una buena idea de juego. ¿Nos ponemos a hacer el juego?

No.

Read More…

Advertisements

¿Y luego tendré trabajo?

Esta es la respuesta a un mail de una persona que, planteándose si enfocar su formación a desarrollar juegos, estaba preocupada por si luego tendría trabajo. Si tienes esta pregunta, nosotros no podemos dar una respuesta segura a esta pregunta; a qué quieres dedicarte es una decisión muy personal, y nadie puede darte el 100% de la seguridad acerca de cuál es la opción adecuada. Cada persona es un mundo y su situación personal, otro. Sin embargo, sí podemos decirte un par de cosas que a lo mejor te ayudan.

Read More…

El siguiente paso para ser diseñador de juegos

Este es un correo que respondí a alguien que nos escribió para preguntarnos qué debería estudiar si quería enfocarse hacia una posición de diseño de juegos. Espero que resulte útil para las muchas personas que nos escriben desde las mismas inquietudes.

Read More…

La isla del diseñador

Frecuentemente nos preguntan que qué es necesario estudiar para ser diseñador de juegos. La respuesta es que no hay unos estudios que te vayan a garantizar que sepas todo lo que necesitas, especialmente porque cada proyecto es un mundo y requerirá cosas distintas de ti. Sin embargo, hay algunas cosas que subyacen a cualquier proyecto normal, y que muy probablemente te ayudarán en todos los escenarios posibles.

Si te has hecho esa pregunta, sigue leyendo.

Read More…

El porqué de Ludosofía

3-day-moon-sm.jpgEl niño observó los materiales. No eran mucho, pero tendrían que servir. Recorrió el escritorio y se armó con un lápiz y un papel grande con enormes cuadrículas – o eso le parecieron a él -. Después salió de la habitación y se dirigió a un lugar del colegio donde nadie le molestaría. Allí, sentado en el suelo, plegó el papel varias veces y se ayudó del lápiz para plisarlo hasta que pudo cortarlo, tal como había visto hacer a la señorita en clase. Después repitió la operación con uno de los trozos, creando más trocitos de diferentes tamaños. Era algo difícil y costoso, pero nadie había querido dar unas tijeras a un niño de siete años.

Read More…

%d bloggers like this: