Dándole al coco – Bases del proceso creativo

Coco

Hola, soy Coco, y hoy vamos a empezar con algunas bases para menearme bien: Arriba, abajo, mandadme lejos, o cerca, izquierda, derecha, del revés, del derecho, etc. Entramos en la fase de calentamiento. Es lo mejor que podéis hacer como gamewriters a la hora de comenzar a enfrentaros a la página o al monitor en blanco.

Por favor, los de la clase de papiroflexia… Id al otro pasillo, puerta 5, os habéis vuelto a equivocar…

Seguro que habéis arrugado mil hojas con sólo dos o tres frases inconexas, o habéis hecho avioncitos para que se vayan lejos. Seguro que según algún libro de autoayuda pensáis que se empieza a ser un gran escritor poniendo velas a la virgen o bebiendo un mejunge especial. Seguro que habéis pensado mil veces que no servís para esto. Necesitáis una musa, talento y técnicas. Pero lo que pretendemos para comenzar es dar unas bases para conocer el proceso creativo.

¿Queréis realmente escribir?

Si la respuesta es negativa, ya sabéis dónde está el taller de papiroflexia.

Si la respuesta es afirmativa, seguid leyendo. Empezamos un proceso creativo que ya definió el psicólogo Graham Wallas en el año 1926.

Etapas del proceso creativo

Preparación

Incubación

Iluminación

Verificación

La memoria y la definición del problema también se cuentan como etapas en otros estudios sobre el tema. Tenedlas presentes, las iremos desarrollando poco a poco en posteriores artículos.

¡Bases! ¡Queremos bases!

¡Vaaleee! ¡Vamos allá, seguid a Coco!

Paso 1: Herramientas

  • Algo con lo que escribir
  • Algo sobre lo que escribir (donde “sobre” no es “mi escritorio”, sino “tema”…)

Y ya está…

Y recordad: Nunca creamos de la nada. Removed el coco hacia atrás, por ejemplo, y coged recuerdos, historias, sentimientos, experiencias, etc.

Paso 2: Preparación – Forcemos la relación de ideas

Según Linda Seger, gran consultora americana de guionistas para cine y TV,

“La creatividad surge de la creación de ideas que normalmente no se piensa que puedan estar asociadas.”

Seger, Linda: “Cómo llegar a ser un guionista excelente”. Ediciones Rialp. Madrid, 2001. Página 22

Ejemplos: Los chistes. Os podría contar mil chistes tontos, pero mejor que lo haga un profesional:

Perich en El Jueves

Paso 3: Conoced vuestro terreno: Investigad como lo haría Edward Carnby

(pero de buen rollo…)

Edward Carnby

Necesitáis saber sobre videojuegos, pero también sobre el género sobre el que queréis escribir. Enriqueceos: Libros, clases, talleres, jugad, jugad, jugad -como si os lo tuviera que decir dos veces…-; estudio de casos reales de desarrollo de videojuegos, etc. Ver lo que han hecho los demás es bueno para no ser mediocre. Pero también es importante que experimentéis y habléis con otros sufridores como vosotros, con mayor o menor experiencia, por ejemplo, con otros jugadores, etc..

La gran dama del guión Linda Seger lo deja bien claro:

Explora. Relaciona. Experimenta

Seger, Linda: “Cómo llegar a ser un guionista excelente”. Ediciones Rialp. Madrid, 2001. Página 29

Investigad. El trabajo de campo es muy útil y abre el coco a mil ideas dentro de este círculo que es la creación. Empezad a visualizar escenas o caracterización de personajes a partir de la información que recopiláis.

Vale, y ahora, ¿qué?

Esperar…

Esperar en dos sentidos: En el de reposar nuestra información, y en el de que zonya publicará más sobre este reposo y sobre el proceso creativo próximamente.

Fuente: Ludosofía

Advertisements

About zonya

Copywriter amante de la comunicación y defensora del briefing digno.

One response to “Dándole al coco – Bases del proceso creativo”

  1. chaky says :

    Al pensar en Edward Carnby, me acuerdo del miedo real que sentía investigando aquella casa, eso era dar botes…. ni resident evil oiga. Donde esté un monstruo con colorines chillones por su piel y con pocos polígonos que se quite todo lo demás.

%d bloggers like this: